dosca-TOURS

Citroen 2CV

EL 2CV - UN POCO DE HISTORIA

Paraguas sobre cuatro ruedas, Tortuga, Caracol con ruedas, Patito feo, cabra?, son algunas de las muchas expresiones que ha provocado uno de los grandes supervivientes de la historia del automóvil. : EL CITROEN 2CV

Bajo la supervisión de Pierre Boulanger, se diseño TPV Toute Petitte Voiture (pequeño coche para todos). Las instrucciones que Boulanger dio a su ingeniero jefe (Maurice Broglie), fueron simples y precisas, el coche tenía que ser Como un paraguas sobre cuatro ruedas. Debía ser lo bastante amplio para acomodar a dos granjeros con una carga de 50 kg de patatas ó un barril de vino. ¡Y sin que se mojaran si llovía!! El vehiculo tenía que poder transportarlos cómodamente, a una velocidad máxima de 60 Km/h, por la peor de las carreteras. Los coches que en aquella época ofrecía el mercado no eran precisamente los más adecuados para un granjero, eran demasiado grandes, pesados y difíciles de manejar. Incluso suponiendo que el granjero pudiera permitirse pagar un coche de este tipo, (cosa poco probable), los costes de mantenimiento eran prohibitivos. El coche ideal para los granjeros y gente del entorno rural tenía que ser duro, suficientemente cómodo (no hay que confundir comodidad con lujo), de bajo consumo y mantenimiento barato y fácil de reparar, aunque el propietario no tuviera conocimientos de mecánica. El Dos Caballos era el coche ideal para el granjero que necesitaba transportar una bala de paja ó llevar los huevos al mercado, por el peor de los terrenos sin que se rompiesen.

Y en 1937 surgió un extraordinario prototipo del taller de Citroen. Tenía un motor de 375cc refrigerado por aire, una excelente suspensión revolucionaria, techo de lona y capó ondulado. No se parecía a ningún otro coche, y en cierto sentido, no ha habido otro igual. Presentado oficialmente en 1948, el Dos Caballos provocó las burlas de la prensa del motor, pero el público francés que ansiaba un transporte privado a su medida, le dio una calurosa bienvenida.

Camino de los 70 años de historia y cinco millones de coches vendidos, las principales características más apreciadas, el techo enrollable, la magnifica suspensión, un motor sin apenas problemas..., siguen siendo las mismas, y le han proporcionado una legión de admiradores. De coche rural pasó a icono del 68. El 2CV debía ser el coche que motorizara la Francia rural y proporcionase a los granjeros la posibilidad de olvidarse del carro y el caballo. Y lo fue, pero no se conformo con eso, se convirtió también en un icono juvenil y acabó triunfando entre otros colectivos y diversidad de profesiones como coche de los carteros, repartidores, los curas, las monjas y los Hippies..., el 2CV tuvo muchas vidas en su larguísima vida. El 2CV se ha convertido en un vehiculo de culto, adorado por sus propietarios y a la vez objeto de burla por parte de otros conductores..., en definitiva, un coche con un carisma y personalidad especial que no ha pasado desapercibido a lo largo de su historia. Un coche con un pasado, presente y futuro....

Citroen 2CV